jueves, 13 de enero de 2011

7 de septiembre 2010


Me desperté, abrí los ojos, mi primer pensamiento fuiste tu, fui consciente de que había llegado el día, ese día que mas había esperado en mi vida, ese día tan simple para muchos, pero tan especial para mi. Estaba intrigado de como iba a aser el momento, estaba algo nervioso, pero tranquilo.
A las 8:00 de la mañana me senté por fin en ese avión, ese avión que me iba a llevar al destino tan esperado, ese destino, donde te encontrabas tu. Zaragoza.
El avión se movía, y poco a poco empezaba a elevarse mas y mas, hasta que pude ver Tenerife desde las alturas.
El vuelo se me hacia pesado, pasaban los minutos lentamente, estaba cansado, pero feliz y contento ya que cada minuto que pasaba era un minuto menos para poder verte por primera vez. Esa primera vez tan esperada y tan soñada por los dos, se acercaba cada ves mas.
Me asome a la ventanilla del avión y pude ver Zaragoza desde las alturas, sentí como un escalofrío recorría mi cuerpo.
Escuche el roce de las ruedas del avión contra la pista de aterrizaje, ese ruido un poco insoportable, me ponía ya mas nervioso de lo que realmente estaba. Estaba ya mas cerca de ti.
Por fin se paro el avión, me baje, sentí el suelo, pisaba el mismo suelo que pisabas tu, era un sueño, no me lo creía.
Comencé a andar para recoger mi maleta, mientras me despedia de mis compañeros de viaje.
Tras una pequeña espera, cogí mi maleta, y con un raro temblor que se adueñaba de mi cuerpo decidí emprender camino hacia ti, estaba demasiado nervioso, las manos me temblaban, había llegado el momento, salí de la zona donde la gente recogía sus maletas, camine hacia la puerta haciendome el despistado, mire hacia la izquierda y allí estabas tu, te vi, mis ojos no se lo creían, te estaba viendo...
Estaba en estado de SHOCK!....
Pero estaba viendo como te acercabas a mi poco a poco, hasta que con tus dulces manos, me acariciaste la cara y el pelo y me dijiste te quiero sabes? y se me rayaron los ojos... entonces te bese, se paro el tiempo para mi, estaba por encima de las nubes, rozaba tus labios, te rozaba a ti, me volviste a decir, te quiero! con ese acento tan bonito y dulce, con esa voz de niña que me vuelve loco, al acabar de decirme " te quiero " , no dude ni un instante en besarte de nuevo.
A partir de ese momento para mi comenzó la semana mas maravillosa de mi vida, una semana contigo.

1 comentario:

  1. Cuximin! :D

    Te amo muchiitoo (L)

    PD. Podias haber escrito algo nuevo.

    ResponderEliminar